Vocaciones

El servicio misionero y la vida religiosa constituyen, en nuestra Congregación, un todo. El mandato misional determina nuestro estilo de vida religiosa, y el espíritu de los consejos evangélicos impregna toda nuestra labor misionera.
Esta vocación única obliga a los individuos y a la comunidad, exigiéndoles una entrega radical a la obra misional.
Para que esta vocación pueda desarrollarse plenamente, la formación ha de ser integral, arraigada en la propia cultura, creadora de comunidad, orientada al servicio apostólico y abierta a las necesidades de la sociedad.

Espiritualidad verbita

Formación

Contacto vocacional

Espiritualidad verbita

Como miembros de la Sociedad del Verbo Divino (SVD) vivimos por Jesús que murió y resucitó por nosotros.  Cristo es el que se encarnó en la vida de la humanidad, el que fue siervo de los demás, el que fue obediente e impulsado por el amor. 

Respondiendo a la llamada del Espíritu y a las necesidades de los pueblos, San Arnoldo Janssen fundó nuestra Congregación como comunidad misionera.  Nos dio un nombre por el cual nos sentimos especialmente comprometidos con el Verbo Divino y su misión. Su vida es nuestra vida; su misión es nuestra misión.

Nuestro nombre es nuestra misión y esto es un desafío permanente, sobre todo teniendo en cuenta las múltiples maneras en que hablamos de la Palabra de Dios.

Llamados por el Padre
para ver, escuchar y sentir su Palabra,
leer y compartirla
Abiertos al Espíritu
para hacer la voluntad del Padre
ser discípulos castos, pobres, obedientes,
inmersos en la vida de la Trinidad.

 

Llamados como el padre Arnoldo
a imitar al Verbo, su anonadamiento
a seguir a Jesucristo
en la Cruz y la Resurrección
en el sufrimiento y el gozo
en la Cruz y la Resurrección
el sufrimiento y el gozo.

 

Enviados por Jesús
servimos como hermanos
de muchas culturas,
hacemos juntos el éxodo
para estar con los demás,
ofreciendo y recibiendo Buenas Nuevas
con respeto, comprensión,
compasión y amor.

 

Guiados por el Espíritu
entramos alegres y llenos en esperanza,
seguimos, compartimos,
llegamos a ser uno con todos,
especialmente con los que están
en las fronteras de nuestra fe
y al margen de la sociedad.

 

Así, damos testimonio,
ayudamos a construir
una comunión de amor entre todos,
una comunión de todos con Dios Uno y Trino
una comunión de todos con Dios Uno y Trino,
que Él nos ama.

Píldoras para la misión

Formación

Actualmente nuestra  Provincia chilena tiene a su cargo el Juniorado Panam, etapa de formación que configura a un religioso para el servicio al Verbo Divino.

Tras realizar el Postulantado y Noviciado los candidatos a la vida misionera se insertan en esta comunidad donde consolidan su formación espiritual, intelectual y apostólica con el acompañamiento de sacerdotes.

El Juniorado Panam San José Freinametz está  ubicado en el centro de Santiago y lo integran: Carlos Villavicencio (Ecuador), Felipe Hermosilla (Chile) y Delfor Nerenberg (Argentina). También residen los formadores: P. Marcelo Oyarzún SVD y el P. Chris Ankah SVD.

Conozca más de las actividades de los seminaristas AQUÍ

Contacto vocacional

¿Te interesa el servicio al pueblo de Dios como misionero?

¿Pretendes realizar un discernimiento vocacional?

¿Quieres saber más del Verbo Divino y la Congregación?

Si todas esas interrogantes recorren tu mente te invitamos a contactarnos en nuestras redes sociales o comunicarte con el encargado vocacional P. Erasmo Beghu SVD  al celular: +569 80 038 883 o al correo: vocación@verbodivino.cl