Vocaciones

El servicio misionero y la vida religiosa constituyen, en nuestra Congregación, un todo. El mandato misional determina nuestro estilo de vida religiosa, y el espíritu de los consejos evangélicos impregna toda nuestra labor misionera.
Esta vocación única obliga a los individuos y a la comunidad, exigiéndoles una entrega radical a la obra misional.
Para que esta vocación pueda desarrollarse plenamente, la formación ha de ser integral, arraigada en la propia cultura, creadora de comunidad, orientada al servicio apostólico y abierta a las necesidades de la sociedad.

Espiritualidad verbita

Formación

Contacto vocacional

Espiritualidad verbita

Como miembros de la Sociedad del Verbo Divino (SVD) vivimos por Jesús que murió y resucitó por nosotros.  Cristo es el que se encarnó en la vida de la humanidad, el que fue siervo de los demás, el que fue obediente e impulsado por el amor. 

Respondiendo a la llamada del Espíritu y a las necesidades de los pueblos, San Arnoldo Janssen fundó nuestra Congregación como comunidad misionera.  Nos dio un nombre por el cual nos sentimos especialmente comprometidos con el Verbo Divino y su misión. Su vida es nuestra vida; su misión es nuestra misión.

Nuestro nombre es nuestra misión y esto es un desafío permanente, sobre todo teniendo en cuenta las múltiples maneras en que hablamos de la Palabra de Dios.

Llamados por el Padre
para ver, escuchar y sentir su Palabra,
leer y compartirla
Abiertos al Espíritu
para hacer la voluntad del Padre
ser discípulos castos, pobres, obedientes,
inmersos en la vida de la Trinidad.

 

Llamados como el padre Arnoldo
a imitar al Verbo, su anonadamiento
a seguir a Jesucristo
en la Cruz y la Resurrección
en el sufrimiento y el gozo
en la Cruz y la Resurrección
el sufrimiento y el gozo.

 

Enviados por Jesús
servimos como hermanos
de muchas culturas,
hacemos juntos el éxodo
para estar con los demás,
ofreciendo y recibiendo Buenas Nuevas
con respeto, comprensión,
compasión y amor.

 

Guiados por el Espíritu
entramos alegres y llenos en esperanza,
seguimos, compartimos,
llegamos a ser uno con todos,
especialmente con los que están
en las fronteras de nuestra fe
y al margen de la sociedad.

 

Así, damos testimonio,
ayudamos a construir
una comunión de amor entre todos,
una comunión de todos con Dios Uno y Trino
una comunión de todos con Dios Uno y Trino,
que Él nos ama.

Formación

Actualmente nuestra  Provincia chilena tiene a su cargo el Juniorado Panam, etapa de formación que configura a un religioso para el servicio al Verbo Divino.

Tras realizar el Postulantado y Noviciado los candidatos a la vida misionera se insertan en esta comunidad donde consolidan su formación espiritual, intelectual y apostólica con el acompañamiento de sacerdotes.

El Juniorado Panam San José Freinametz está  ubicado en el centro de Santiago y lo integran: Carlos Villavicencio (Ecuador), Felipe Hermosilla (Chile) y Delfor Nerenberg (Argentina). También residen los formadores: P. Marcelo Oyarzún SVD y el P. Chris Ankah SVD.

Contacto vocacional

¿Te interesa el servicio al pueblo de Dios como misionero?

¿Pretendes realizar un discernimiento vocacional?

¿Quieres saber más del Verbo Divino y la Congregación?

Si todas esas interrogantes recorren tu mente te invitamos a contactarnos en nuestras redes sociales o comunicarte con el encargado vocacional P. Erasmo Beghu SVD  al celular: +569 80 038 883 o al correo: vocación@verbodivino.cl