El trawün (encuentro) se desarrolló entre los días 18, 19 y 20 de noviembre en la ciudad trasandina y reunió a comunidades del gulumapu  (Chile) y del puelmapu  (Argentina).

En la ciudad de Chos Malal, ubicada en la provincia de Neuquén, Argentina, se realizó un nuevo Encuentro de Espiritualidad organizado por el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA) y que convoca anualmente a comunidades mapuche, religiosos y agentes pastorales para reflexionar, orar y compartir las experiencias de vida, fe y luchas de los diferentes territorios.

Esta vez el lema “Newentuain tañi püllü” (fortalezcamos el espíritu) inspiró las tres jornadas de reunión y dirigió los diálogos de los participantes en relación con las vivencias en época de pandemia, las enfermedades y muertes que trago consigo y los desafíos del futuro, entre los cuales se encuentran el acompañamiento en la enfermedad, en la vejez, la deserción juvenil en las comunidades mapuche, además de otras temáticas.

 Pastoral Mapuche de Santiago, presente

 Desde Santiago un grupo perteneciente a la Pastoral Mapuche cruzó la Cordillera de Los Andes para llevar las historias que han marcado a los mapuche de la warria (ciudad) y particularmente lo vivido en el último tiempo en esa agrupación de mapuche que profesan la fe católica.

Gemita Huenchuñir, una de las participantes, indicó que  “fuimos 6 lamngen, fue un viaje muy largo, pero muy hermoso, los hermanos de  Argentina nos recibieron con mucho cariño, son muy cálidos y quedamos muy agradecidas por haber ido”.

En ese sentido destacó los espacios de reflexión y diálogo en el que los asistentes pudieron expresar sus sentimientos. “Nos juntamos cada comunidad a responder la pregunta ¿qué traemos? Y simbólicamente mi grupo presentó la wenufoye (una de las banderas mapuche). Conversamos sobre eso y al presentar la bandera concluimos que trae dolor, por la injusticia que hay en nuestro pueblo, la desigualdad y otras realidades”, señaló.